PARO NACIONAL DE ESTUDIANTES EN EU EN RECLAMO DE CONTROL DE ARMAS

Miles de jóvenes dejan los salones de clase para exigir que sus demandas sean escuchadas por los políticos, justo cuando se cumple un mes de la matanza en una escuela de Florida

Miles de estudiantes dejaron hoy los salones de clase en Estados Unidos para protestar contra la violencia con armas en las escuelas, exactamente un mes después de la matanza de 17 personas en uncolegio de Florida.

Bajo el lema ‘National School Walkout’ (Paro escolar nacional), alumnos de todos los rincones del país realizan un paro de 17 minutos, uno por cada una de las personas que fueron asesinadas el 14 de febrero en la secundaria Marjory Stoneman Douglas de Parkland.

Los jóvenes exigen que los políticos escuchen sus demandas para intentar que no se repita otra masacre como la que sufrieron hace un mes, aunque el objetivo esencial de la movilización es honrar la memoria de las víctimas.

3 mil escuelas participarán en la movilización.

Los paros están programados en cerca de 3 mil escuelas de todo el país, según el grupo ‘Women’s March Youth Empower’, que organiza la protesta y que resultó de un movimiento espontáneo que el 21 de enero de 2017 concentró a millones de manifestantes opuestos a la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca.

Las medidas exigidas, reproducidas en las redes sociales bajo el hashtag #Enough (Basta), mencionan principalmente la prohibición de cargadores de repetición (un dispositivo que permite a los fusiles semiautomáticos disparar ráfagas) y de armas de asalto como el AR-15.

El primer paso para cambiar el mundo es creer en que puedes hacerlo”, aseguró en Twitter David Hogg, uno de los alumnos de la escuela Marjory Stoneman Douglas que más se han manifestado en demanda de un mayor control en la venta de armas.

EPUDIAN COMBATIR ARMAS CON… ARMAS

El movimiento ‘National School Walkout’ se declara además firmemente opuesto a “toda legislación que lleve a fortificar las escuelas con más armas”.

Precisamente ese camino emprendió el lunes el gobierno de Trump.

La Casa Blanca presentó una serie de propuestas que no prevén ni prohibir los fusiles semiautomáticos ni elevar de 18 a 21 años la edad legal para adquirir esas armas.

En cambio, el gobierno de Trump prometió hacer las escuelas “tan seguras como los aeropuertos, los estadios o los edificios públicos”, formando en el manejo de las armas a los educadores voluntarios y reforzando la presencia en el lugar de policías y guardias armados.

El paro de los alumnos se produce el mismo día que Nikolas Cruz, autor confeso de la matanza, comparece ante el juez en una audiencia en la que se le leerán los 34 cargos que pesan sobre él, 17 por asesinato en primer grado y otros tantos por intento de asesinato.

FLORIDA DA UN PASO VALIENTE

En respuesta a la masacre, el gobernador de Florida, Rick Scott, promulgó la pasada semana una ley aprobada por ambas Cámaras estatales, de mayoría republicana, que eleva de 18 a 21 años la edad mínima para comprar armas e impone un periodo de espera de tres días para la mayoría de las compras de armas de largo alcance.

La nueva norma destina una partida de 400 millones de dólares a las medidas dirigidas a incrementar la seguridad en las escuelas, y autoriza a ciertos empleados de los centros educativos a llevar armas de fuego, aunque no es obligatorio y con ciertas restricciones.

Esta medida fue denunciada judicialmente por la Asociación Nacional del Rifle (NRA, por su sigla en inglés) horas después de que fuera sancionada por Scott.

Cualquiera sea la amplitud del ‘National School Walkout’, los estudiantes estadunidenses prevén reunirse el sábado 24 de marzo para la gran concentración contra las armas de fuego en Washington, así como en decenas de otras grandes ciudades del país.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.