PROYECTAN DESPOBLAR CÁRCELES CON BRAZALETES

Para no “contaminar” a los presos y reactivarlos en la sociedad, la Dirección de Reinserción Social planea la adquisición de estos dispositivos-

Para despresurizar las cárceles de Jalisco, no contaminar a delincuentes menores al ser recluidos con los de alta peligrosidad y generar ahorros al gasto público, la Dirección de Reinserción Social de Jalisco proyecta la compra de brazaletes electrónicos para personas en libertad condicional o a la espera de una sentencia.

Esto permitiría reducir hasta en 50% la población carcelaria del Estado, que actualmente es de 13 mil 477 personas. De acuerdo con un diagnóstico elaborado por la dependencia, más de seis mil personas podrían recibir la libertad anticipada.

En los primeros cuatro meses de la actual administración, mil 420 presos recibieron este beneficio. Sin embargo, en ese periodo ingresaron otros mil 100, “pero yo pudiera hacer que, de ese total, nada más entraran 300 y 400 (con el uso de los dispositivos)”.

El titular de la dependencia, José Antonio Pérez Juárez, informa que en una primera etapa se comprarían mil brazaletes, pues se comenzaría de manera gradual. Además de la autorización del presupuesto, aclara, se requiere de la resolución de un juez de control o de ejecución de penas, dependiendo el caso que proceda.

Actualmente, el gasto diario por interno es de alrededor de 320 pesos. Las propuestas de adquisición que se analizan permitirían reducirlo a 160 pesos, “pero no nos cobran el brazalete. Hay otras propuestas donde te piden 15 mil pesos de fianza y otros te cobran una anualidad o te venden el brazalete”.

Además, se cuenta con el ofrecimiento de cadenas de tiendas de autoservicio o de la Comisión Nacional Bancaria para invertir en éstos.

Pérez Juárez recuerda que el nuevo sistema de justicia impone las Unidades Estatales de Medidas Cautelares y Suspensión Condicional del Proceso (Umecas), que implican más personal. “Humanamente no es posible darle seguimiento a una persona (que obtuvo una medida cautelar)”.

Sin embargo, los dispositivos facilitarán la supervisión, “si ahorita un juez libera a un roba-bancos o a un ‘conejero’, y me dice que dentro de las medidas cautelares se les restringe el acceso a 100 metros de un banco, cuando él llega a 99 metros, mi sistema de vigilancia lo detecta a través del brazalete, mandamos una unidad y esa persona no va a volver a delinquir”.

Advierte que no seguirán cayendo “en la trampa” de generarle bolsas de trabajo a la delincuencia organizada en las cárceles.

En febrero pasado, el Congreso del Estado autorizó el uso de brazaletes para los agresores de mujeres.

El director de Reinserción Social, José Antonio Pérez Juárez, señala que actualmente se atiende el rezago que presentan los reclusorios, por las irregularidades cometidas en la pasada administración. EL INFORMADOR/E. Barrera

NUMERALIA

Población carcelaria

13,437 personas privadas de su libertad (corte al 8 de marzo de 2019).

417 mujeres presas.

14 centros de reclusión.

5,291 personas liberadas, preliberadas e imputadas en seguimiento.

56 personas atendidas en el Centro de Atención Juvenil del Estado.

12 adolescentes atendidos en el Centro de Observación, Clasificación y Diagnóstico.

1,343 adolescentes externados con supervisión.

2,048 personas es el estado de fuerza (custodios y personal de vigilancia).

1,519 millones de pesos es el presupuesto 2019.

Van por el rescate de la institución

Debido a las irregularidades detectadas en el manejo de los recursos y la administración de los penales de Jalisco, el titular de la Dirección General de Reinserción Social subraya que buscan rescatar la institución a su cargo.

Sin embargo, reconoce que se requiere de más recursos, infraestructura, equipamiento y materiales, entre otros, pues la dependencia se encontraba abandonada. “¿Cómo rescato una institución en un estado que llega en quiebra financiera?”, se cuestiona.

En este año se cuenta con un presupuesto de mil 519 millones de pesos, pero no son suficientes para atender el rezago. “Era o es tan delicada la situación de la reinserción, que era la bodega o el basurero de otros Poderes o de otras instancias”.

Agrega que le faltan instalaciones, “no tengo áreas para cumplir mi trabajo y el Consejo de la Judicatura, que tenía mis locales, ya desocupó algunos juzgados (en Puente Grande) y los tienen de bodegas… yo no tengo dónde meter a mis criminólogos, a mis trabajadoras sociales”.

Se tiene también insuficiencia de personal de custodia penitenciaria, con capacitación y medios tecnológicos deficientes. Actualmente, se cuenta con dos mil 48 elementos (700 por turno) para la vigilancia, traslados y conducción de internos a las audiencias, pero se requieren cuatro mil 500.

Además, en las cárceles de Jalisco se cuenta con más de dos mil reos federales, los cuales cuestan 320 pesos diarios y la Secretaría de Seguridad federal les envía sólo 50 pesos. “Ya le estoy preparando el informe al gobernador (Enrique Alfaro). Jalisco le está dando a la Federación 384 millones de pesos al año y el Presidente (Andrés Manuel López Obrador) entró restringiendo el presupuesto de Jalisco”.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.